¿Quién te juzga más que tu misma?

¿Crees que eres la única con problemas? Tengo que decirte que no eres tan especial … como tu hay muchísimas, y si puede sonar rudo, ya que la vida es así, ruda y no viene de color de rosas como solían decir los cuentos de hadas… quería empezar con esto porque quiero contarte un poco sobre lo que solía ser mi vida, y todo cambio cuando YO decidí que así fuera, entendí que para dejar de dar vueltas y vueltas en ese círculo vicioso de la víctima y de la autocrítica, lo que debo es saltar de los brazos al miedo y avanzar… al principio será doloroso, porque nos hemos apegado y acostumbrado tanto a esos sentimientos, que los confundimos con ¨amor¨ y te hablo de la víctima, la tristeza, el drama, el irrespeto, el amor sin conciencia, ¿para nosotras eso es estar bien?; Sabes, a pesar de todo nos acostumbramos a vivir así ya que fue lo que nos enseñaron, en si NO toleramos que nuestras emociones de conflicto (la autonomía, el respeto, el amor propio, el mostrar de que estamos hechas), y las llamo de conflicto, porque están en la lucha diaria en nuestra cabeza, por buscar un espacio en la aceptación, haciendo que día a día te preguntes ¿qué tengo hacer?, ¿a dónde me tengo que dirigir?, ¿a quién tengo que seguir o escuchar?… ¡la respuesta está en ti!

De eso me di cuenta hace 4 años cuando decidí avanzar, por circunstancias del corazón y la emocionalidad, tome una decisión sin pensar, iniciar completamente desde cero y sola, días después me di cuenta de la magnitud de aquella decisión, al principio me sentía perdida, sin rumbo, mi ego, mi víctima y mi gran amigo el miedo (que luego les hablare de él), me hacían más difícil la vida.

Un día frente a un lago cerca del lugar donde vivía, y que diariamente iba a lamentarme, pensé ¨Ese atardecer sale sin necesidad de que alguien le diga que salga, simplemente salió, muchos lo apreciaran otros lo ignoraran, y al atardecer no le importa eso, hizo lo mejor de sí, para ser tan bello y espectacular, para finalizar el día con la luz más brillante e impactante coloreando el cielo de colores nunca vistos. Ante esa majestuosidad y algunas lágrimas; me pregunte:

¿Así quieres continuar, llorando y lamentándote por un corazón herido?, ¿no eres capaz de quererte, que dependes de alguien más?, ¿Eres realmente valiosa? ¿tienes miedo en amar-te?… así como tu probablemente estas, en mí, muchas preguntas pasaron por mi mente… y te cuento mirándome frente a ese impactante atardecer, mi reflejo en ese lago que se iba desvaneciendo al ritmo de la caída del sol que iba a renacer, ya fue suficiente de quejas, lamentaciones y auto juzgamiento. Al margen de nuestras circunstancias personales de nuestro pasado o de nuestra edad, cada una cuenta con un guía interior a la que podemos acceder si nos lo proponemos.

Ese guía o camino al despertar emocional, sexual, espiritual, procura un placer sostenible y lo llamo así porque cuando despiertas te das cuenta de la realidad y decides cambiar, llegas a encontrar un renacimiento físico y de tu alma al descubrir la mujer que siempre has estado destinada a ser; y eso fue lo que decidí renacer como un nuevo amanecer, quitándome esa venda, gestionado mis emociones, entendiendo que yo soy la dueña de mi propia felicidad, sin amor propio no hay verdad, y yo quise ser mi propia verdad, ya que mi regla fundamental a este cambio es aprender a amar y aceptar mi precioso yo, y te pregunto; si lo que tienes ahora no te gusta ¿cómo crees que debería ser?

Muchas mujeres tienen un muro de miedo interior, que se levanta cuando se atreven a decir su verdad, y en mi caso él se volvió un aliado, tanto así que cada decisión que tomo lo baso en el miedo de una manera diferente, lo tomo como si este me retara, comprendiendo que el poder que tiene el decir la verdad personal y el retarme me llevara a una curación personal, pero como todo se necesita ayuda y en el coaching encontré una base de empoderamiento que reforzo esa idea de cambio, y he llegado a comprender que la ciencia medica como lo son las neurociencias, si se combina con la sabiduría de nuestro espíritu, corazón y mente, es una medicina verdaderamente poderosa, y ahora disfruto del sexo, mi cuerpo y mis pensamiento abiertamente ya que encontré esa comunicación de confianza con migo misma y a su vez con mi pareja, son declaraciones de poder que generaron nuevas posibilidades, una nueva identidad y mi nueva realidad sin juicios. Y Si fueras a vivir tu vida a tope ¿de qué sería lo primero que tendrías que deshacerte?.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s